Menu

Que la visita al ginecólogo sea parte de tu vida.

Candiflux® - Que la visita al ginecólogo sea parte de tu vida

Para nosotras las mujeres son muy importantes los chequeos o evaluaciones de rutina porque hay enfermedades que se pueden prevenir y tratar oportunamente.
¡Es necesario actuar antes de que se presenten!

La frecuencia ideal de estos chequeos médicos en general es anual, pero varía dependiendo de la edad y los factores de riesgo.

En la pubertad podemos encontrarnos con motivos de consulta concretos: retraso en la aparición de la menstruación, alteraciones del ciclo e infecciones. Es frecuente el inicio de las relaciones sexuales que se van a asociar con conductas que favorecen las enfermedades de transmisión sexual y el embarazo.

Por lo que es fundamental iniciar con los chequeos o con las visitas anuales con el ginecólogo.
¿Pero cómo es una
consulta ginecológica?

Cuando acudamos a una cita ginecológica nos harán una serie de preguntas para realizar la historia clínica, que incluye la siguiente información:

  • Motivo de la consulta
  • Información de la regla: Fecha de la primera y última regla, duración, cantidad, etc.
  • Antecedentes médicos familiares
  • Antecedentes médicos personales
  • Sexualidad
  • Anticoncepción
  • Embarazos y partos
  • Abortos.

También es importante realizar estudios clínicos para conocer nuestro estado de salud de manera más precisa, algunos de estudios incluyen:

• La citología vaginal, la cual consiste en recoger con una espátula algunas células de la vagina y el canal que la comunica con el útero. Este estudio nos da información hormonal, morfológica e infecciosa y nos puede ser de ayuda en la prevención de lesiones precancerosas e infecciones de VPH.

• La colposcopía, en este se observa el cuello del útero con unas lentes de aumento para distinguir si existen lesiones y si pueden ser causantes de enfermedades.

• La ecografía, es una técnica que emplea ultrasonidos para lograr imágenes de los órganos cuando sea necesario.

• La mamografía, se utiliza para detectar tumores en su fase inicial y contribuye al diagnóstico oportuno de cáncer de mama.

Te recomendamos acudir a la consulta ginecológica por lo menos una vez al año para conocer tu estado de salud, hábitos saludables y aprender sobre tu cuerpo y su funcionamiento para reconocer cualquier cambio y advertir algún signo de riesgo.